Antecedentes

Esta metodología combina conferencias, talleres y asesorías con un fuerte énfasis en “sacar a los emprendedores del edificio” para probar sus ideas con clientes potenciales -los únicos que importan- mucho antes de construir sus productos.
Basado en la retroalimentación del cliente, el producto, sus precios, su mercadeo y muchos otros componentes del negocio se refinan o “pivotean” para que cuando la empresa esté lista para su lanzamiento, casi todos los elementos del negocio hayan sido evaluados y comprobados en su mismo mercado.